‘Flipped Classroom’: Aulas Patas Arriba

reblogueado de: Hacia un Nuevo Rumbo de Aprendizaje

Tradicionalmente acostumbrados al aula dirigida por el profesor, aquellas largas sesiones donde el docente ofrecía el conocimiento a sus alumnos a través de métodos habitualmente discursivos, él era el protagonista mientras que el alumno adoptaba un papel prácticamente pasivo, reduciendo sus contribuciones a las interpelaciones que recibía por parte del profesor y a las tareas que éste mandaba. Pensábamos que este modelo trasmisivo era bueno, puesto que era el que habíamos conocido y al que nos habíamos habituado con el paso de los años: lección en clase y tareas para casa. Sin embargo, las cosas cambian…
Con la irrupción de la Sociedad de Información y del Conocimiento, comienza el rechazo hacia este tipo de modelos arraigados y se plantea la necesidad de nuevos modelos que faciliten el conocimiento a través del intercambio de información, poder compartir ideas, con la ayuda de distintos mecanismos que incentiven la creación y reproducción, generando información y conocimientos. Apostamos por modelos colaborativos, donde se valora el trabajo en grupo y la aportación de los intervinientes, sean docentes o alumnos, pasando el docente a ser el dinamizador y guía del grupo, facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje, mientras que el alumno se convierte en el protagonista activo.
Tomando el modelo colaborativo como piedra angular para el aprendizaje, toma fuerza la “Flipped Classroom” un innovador concepto que pone patas arriba ese tradicional modelo de aula arraigado en nuestras escuelas, universidades y centros formativos. Toma fuerza un nuevo modelo que quiere “darle la vuelta a la clase” apoyándose en un modelo de aprendizaje activo, que defiende el HACER en el aula, y traslada el ESCUCHAR a casa.

Flipped_Class

La Flipped Classroom presenta un modelo de “aula al revés”, con él, los alumnos ven los conceptos teóricos en sus casas, y el tiempo de clase se reserva para actividades colaborativas que ayudan a reforzar los conceptos presentados y fomentar su participación a través de tareas cooperativas donde alumnos y docente trabajan juntos.
Con este modelo cobran relevancia la flexibilidad, la interacción y la cooperación como vehículos que ayudan al alumno a gestionar su proceso de aprendizaje, mientras que el docente como guía-facilitador establece las medidas de garantía y controla la validación de los conocimientos adquiridos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, respetando las necesidades y posiblidades del alumno, acompañándolo para que se sienta apoyado, valorando cómo avanza y hacia dónde.
Vivimos momentos movidos, marcados por las tecnologías, la multitarea forma parte de nuestra vida diaria, la televisión, el PC, la tablet, el smartphone,… a los alumnos cada vez les resulta más difícil dedicar su atención a las explicaciones de los docentes, cuando lo hacemos en grupos de más de veinte alumnos la dificultad crece aún más, es casi imposible mantenerlos centrados, en silencio y sin que se distraigan de una u otra manera. La Flipped Classroom nos ofrece la metodología que nos ayudará a solucionar esta dificultad. Los docentes trabajan en el aula con sus alumnos, lo que les sirve para conocer mejor sus necesidades y sus avances sobre la materia. Por otro lado, el alumnado tiene la oportunidad de hacer preguntas y resolver problemas planteados teniendo al docente como guía y a sus compañeros como apoyo, de manera que se favorece un ambiente de aprendizaje colaborativo.

Como docentes del siglo XXI adaptar este modelo pedagógico nos aporta valiosos beneficios:

  • Como docentes nos permite dedicar más tiempo a la atención a la diversidad.
  • Podemos compartir información y conocimientos con el alumnado y el resto de la comunidad educativa.
  • Proporciona al alumnado la posibilidad de volver a acceder a los contenidos teóricos generados por sus profesores.
  • Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo-cooperativo en el aula.
  • Fomenta la creatividad y el razonamiento crítico.
  • Mejora de manera significativa el ambiente de trabajo.

Aquí os dejo una clara y visual infografía, compartida por Fernando Bogado, que nos ofrece una visión global sobre el modelo de la “Flipped Classroom”.

Como docentes protagonistas en nuevos tiempos, necesitamos nuevas actitudes, debemos abrir paso a nuevas herramientas y a nuevos procedimientos metodológicos. Ciertamente, no existen fórmulas mágicas, tampoco he encontrado la receta perfecta que resulte infalible en todas las ocasiones, sin embargo, desde mi punto de vista, experimentar con este tipo de modelos novedosos y apoyándonos en la tecnología, es importante consolidar el rol del docente como un guía-facilitador, posicionándonos como un intermediario entre el conocimiento y los alumnos, colaborador activo protagonista de su propio aprendizaje y abierto a metodologías innovadoras.

¿Cómo lo véis vosotr@s?

Fuente: Hacia un Nuevo Rumbo de Aprendizaje

Anuncios

Acerca de ETMAB
Instituto educativo que hace su preferencia en las y los jóvenes desescolarizados, entre 15 y 25 años de edad, estudiando bajo la modalidad de Educación de Adultos. Se capacitan en un oficio que les otorgue las competencias necesarias para la labor productiva, elevando las posibilidades de su calidad de vida mediante el servicio a la comunidad.

Deja tu comentario para seguir creciendo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: